Ayuntamiento de Ollo / Olloko Udala


Qué visitar

EL VALLE DE OLLO

El valle de Ollo o Valdeollo es un municipio compuesto por los Concejos de Anotz, Arteta, Eguillor-Beasoain, Iltzarbe, Ollo (capital), Saldise, Senosiain, y Ultzurrun. Tiene una población de 412 habitantes a una distancia de 15-20 kilómetros de Pamplona, se ubica en una hondonada abrazada por cordales montañosos, últimas estribaciones de la Sierra de Andía y recorrida por los ríos Araquil y Udarbe. Su situación geográfica y el accidentado relieve que presenta, hacen posibles una gran variedad de ambientes naturales: hayedos en las zonas altas, carrascales o encinares, vegetación de ribera y, sobre todo, robledales.

EL MANANTIAL DE ARTETA

El agua ha sido y es un elemento vital en la historia y el desarrollo de Valle de Ollo. La importancia de sus aguas transciende al propio Valle, ya que abastece a la comarca de Pamplona a través de un complejo de infraestructuras: las instalaciones de captación del Manantial de Arteta, las conducciones y la estación de tratamiento de Eguillor.

El Manantial o nacedero de Arteta está situado a la salida de un espectacular desfiladero de paredes calizas. Se trata de una surgencia natural del gran acuífero de forma la Sierra de Andía, con un caudal medio de tres mil litros segundo. Todo el proceso de abastecimiento está gestionado por la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona. Dentro de las instalaciones del manantial se ha acondicionado un centro de interpretación (información: 901 502 503 o www.mcp.es).

PUNTOS DE INTERÉS

Iglesias: Se localizan en todos los cascos urbanos. Son edificios modestos pero cuidados, de la bella estampa, y que han marcado la vida cotidiana de los pueblos.

Ermitas: Son numerosas en el Valle la mayoría de ellas en mal estado. Destaca por su historia la de Donamaría en Ollo, hoy en estado ruinoso, de estilo románico, sirvió en tiempos pasados como sede del Batzarre (reunión de vecinos).

Arquitectura civil: En todos los pueblos se pueden admirar imponentes casas, bellos ejemplos de arquitectura rural, construidas muchas de ellas en el siglo XVIII.

Lavaderos: Testigos del duro trabajo cotidiano de las mujeres del valle, varios de ellos han sido restaurados.

Molinos: Instalaciones esenciales para la economía de los pueblos durante siglos. En la actualidad solo quedan ruinas.

El Castillo de Garaño

Estuvo situado en un cerro estratégico en término de Saldise. A su abrigo, posiblemente, hubo un poblado.

El Puente Medieval de Iltzarbe, sobre el río Udarbe fue punto clave en las comunicaciones del Valle. En Anotz queda otro, pero está muy reformado.

En Ultzurrun se ha acondicionado un Centro Cultural: en el que se expone la bibliografía de Félix Urabayen (1883-1943) escritor nacido en la localidad.

El Museo Etnográfico de Arteta.

Es un gran caserón del siglo XVII (Fanticorena) donde se recopilan más de cinco mil piezas de muy diversa índole y época. Su fundador y propietario es José Luis Ulibarrena Arellano. Entrada gratuita.

LAS SALERAS.

En la margen izquierda del Río Udarbe, cerca del Nacedero, se localiza desde antiguo unas salinas o saleras.

VUELTA AL VALLE DE OLLO

La vuelta a Valle de Ollo, como su nombre indica es un itinerario circular señalizado que pasa por todos los pueblos del Valle. Se puede iniciar el recorrido en cualquiera de sus nueve cascos urbanos (Anotz, Arteta, Beasoain, Egillor, Iltzarbe, Ollo, Saldise, Senosiáin y Ultzurrun) o en el Manantial de Arteta, puntos donde se localizan paneles informativos de inicio. Es una ruta de considerable longitud (18,8 km.) pero de trazado suave, apta para todos los públicos.